Leones

Mi perro es un tipo templao.

Porque no se nos ocurría ningún otro mejor, y sobre todo porque la idea de llamarle con un nombre de persona no fue aceptada por su propietaria, lo bautizamos como Truc. Truc y de apellido Bonico, como así se hace llamar en las redes sociales.

Pues bien, nuestro querido Truc, después de muchos paseos por el barrio, parece que por fin ha encontrado un amigo. Su amigo, cuyo nombre desconozco porque no me gusta hablar con los dueños de los perros, y mucho menos hablar con los dueños de los perros sobre nuestros propios perros, pertenece a una de esas razas que habitualmente suelen ser comparadas con un león. Con un abundante y suave pelaje rubio, de dimensiones considerables (o al menos mucho más considerables que las de mi pobre perro salchicha), y de semblante tranquilo.

Su amigo, al que en adelante llamaremos León, no suele mostrar el mínimo interés en Truc cuando este último se acerca a olisquearle. Truc, sin embargo, cuando le ve venir se excita, y lo recibe con entusiasmo y alegría. Mueve el rabo a una velocidad de siete coletazos por segundo y se desliza por el suelo como una foca coja. León, unos cuantos metros más allá, camina tranquilo, ajeno a tan ferviente recibimiento que le tiene preparado nuestro entrañable Truc.

Cuando León y Truc, por fin, se encuentran, el primero se limita a dejarse caer sobre sus patas traseras, ablandar la mandíbula y ofrecer una expresión entre compasión y agotamiento. Truc se abalanza sobre él y comienza a lametearle de arriba a abajo. En ocasiones en que el encuentro se ha demorado más días de lo previsto, Truc, especialmente excitado, ha llegado a orinar sobre el impasible León.

Anoche, sentados en el sofá, mi padre comentaba el encuentro entre los dos animales de esa misma tarde. Y sostenía que el apacible perro León no es en el fondo tan tranquilo como parece, y que nuestro pequeño Truc acabará muriendo de un ataque de rabia por parte de su amigo cuando la paciencia se le agote.

De fondo, una simpática presentadora repasaba ante la cámara las últimas noticias de la semana: que si la televisión autonómica estaba a punto de cerrar por culpa de una gestión corrupta, que si el Presidente del Gobierno celebraba su media legislatura con aires de orgulloso optimismo, que si el Rey salía airoso de una nueva operación… No somos más que leones.

Perro chow chow

Anuncios

Acerca de pauborreda

Periodista en Valencia
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

¿Te ha gustado? ¡Comenta y comparte!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s