Bisiesto

Dice la norma que bisiesto será aquel año que, siendo divisible por 4 (a menos que también lo sea por 100), logre solucionar el desfase provocado por la duración del año trópico. Dado que febrero es de por sí el mes más corto, sobre él recae la responsabilidad de poner fin a este entuerto. El problema es que, al hacerlo, parece provocar que todo gire de manera mucho más lenta. También la lógica.

En este extraño mes hemos podido comprobar cómo un sinsentido se apropiaba de nuestro sistema jurídico. Un caos que, dándole la vuelta a todo, condenaba al juez y absolvía al ladrón. Y, mientras tanto, la prensa internacional se reía de un país que parece dar pasos atrás a marchas forzadas.

También a los tribunales llegó una reforma laboral inconstitucional en algunos aspectos. Y no sólo en las salas, también en las calles, donde miles de gargantas que reclamaban lo suyo fueron calladas a porrazos. Este nuevo gobierno decidió sacar la vara de la justicia para hacer valer su autoridad sobre un puñado de niños que se habían atrevido a cuestionar todo este absurdo y que sólo pedían un poco de calor y comprensión. Incrédulos ellos, al pensar que sus libros podrían hacer callar los golpes mudos del pasado, ahora reencarnado en un ejército de valientes.

Por suerte, no todo en este mes ha sido gris. Después de la tormenta siempre llega la calma, y a aquella lamentable batalla desigual le siguió una demostración ejemplar de lo que debiera ser el comportamiento cívico y racional con el que a algunos se les llena la boca ante los micrófonos. La primavera, al menos aquí, se adelantó a lo previsto.

También por suerte, acaba un mes que, pese a corto, ha parecido ir mucho más despacio de lo normal. El villano le brindó un guiño de ojo al cielo por la suerte que le fue dada. El justiciero recibió un martillazo al fin de la sesión. El tiempo se paralizaba con cada brecha y con cada gota de sangre. Ahora, como despedida, un caballero medieval bien peinado dice querer defender su honor ante los tribunales. Como si hubiéramos retrocedido, una vez más, a través de los siglos. Como si todo esto no fuera más que una pesada broma de los astros. 


Anuncios

Acerca de pauborreda

Periodista en Valencia
Esta entrada fue publicada en Blog, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Bisiesto

  1. Amparo dijo:

    Y además de todo lo escrito, dicho sea de paso, que razón tienes; que putada el que nace el 29 del susodicho mes.

¿Te ha gustado? ¡Comenta y comparte!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s