¡Al rescate!

Quizá un tanto arrepentido por las declaraciones del viernes, el señor Campos se puso el traje de Superman, cogió su furgoneta Ferrari y acudió al rescate de Fernando Alonso, que se había quedado tirado en la cuneta del circuito de Cheste, tras una exhibición con la que será su nueva escudería el año próximo.


Podríamos entender este acto heroico como un preludio para lo que quizá sea el rescate definitivo del partido… Pero resulta difícil de creer. No sería de extrañar que el hecho de acusar al portavoz del PSPV en Las Cortes Valencianas de desear su muerte, vaya a ser la gota que colme el vaso de Paco y que acabe, de una vez por todas, con su carrera política.
Parece mucho más probable que el rescate del PP en Valencia venga de la mano de quien precisamente fue su acompañante en ese coche; Rita Barberá. Y es que nuestra alcaldesa podría tener todas las papeletas para convertirse en la nueva Presidenta de la Generalitat, que se dice pronto, en caso de que Paquito quedara fuera de las filas del Partido Popular.


Lo grave de todo esto es que después de un escándalo de tamaña magnitud, como ha sido el caso Gürtel, los populares podrían volver a ganar las elecciones en esta nuestra comunidad. Y mucho me temo que así será. La falta de una oposición firme y respaldada, y el acusado bipartidismo que se vive en este país, parecen indicar que los que votaron al PP hace unos años, volverán a hacerlo, quizá tan sólo apelando a que “chorizos hay en todas partes”.
Aunque lo verdaderamente preocupante es que la gente, en general, no ve lo que ha ocurrido y sigue ocurriendo como una falta grave hacia la propia ciudadanía. Muchos incluso hacen broma, alegando que los trajes “le quedan muy bien a nuestro presidente”. Basta con observar las declaraciones de muchos ciudadanos en las noticias del mediodía para caer en la cuenta de que el PP tiene las mismas opciones de perder en Valencia que el Madrid de ganar la Copa.


Pero que Campos está abocado al fracaso lo sabe hasta él mismo. De ninguna otra manera se entiende el creciente nerviosismo que le hizo perder los nervios en el Consell el pasado día 13. ¡Hasta el tío Mariano tuvo que llamarle la atención! Parece que su destitución será sólo cuestión de tiempo.
En cualquier caso, poco o nada importa que sea él o cualquier otro el que se encargue de rescatar al PP de uno de los mayores golpes de su historia. Lo triste es que alguien tomará el mando y volverán a arrasar, de manera inexplicable (o quizá no tanto), en las urnas.
Tanto da que sea Supercampos o Ritawoman quienes arreglen el percal; el caso es que los superhéroes valencianos conseguirán, una vez más, salirse de rositas. Y si no, tiempo al tiempo.

Anuncios

Acerca de pauborreda

Periodista en Valencia
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

¿Te ha gustado? ¡Comenta y comparte!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s