L’umbracle Terraza

Cool.
Creo que esa es la palabra más apropiada para referirse a esta agradable terraza de verano. Buena música, buena gente, excelente decoración, zona vip, zona chill out y pista de baile… ¿Qué más se puede pedir? Sin duda un sitio puntero en lo que a la noche valenciana se refiere.
Se respira un clima elitista, de un elevado caché y un “buenrollismo” sospechoso. Pero, fuera bromas, la verdad es que el sitio está muy bien montado. El único problema es dónde.
L’umbracle es un paseo ajardinado en la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Cuenta con una superficie total de unos 7.000 metros cuadrados, de los cuales 3.000 se han transformado en L’umbracle Terraza. Es decir, en una discoteca privada con vocación de proporcionar un ambiente cosmopolita y contemporáneo.
Por tanto, lo que en principio era un lugar público, pagado con los impuestos de todos los ciudadanos, ha pasado a ser un lugar privado, hábilmente explotado por una empresa privada.
Pero, ¿cómo es posible que se haya permitido privatizar un espacio público? ¿Por qué se ha consentido que un jardín público, de todos, sea ahora una discoteca privada, de unos pocos empresarios (y, por cierto, con una política de derecho de admisión un tanto discriminatoria…)?
No creo que se trate de un problema de la empresa en cuestión. La empresa, como cualquier otra, pretende ganar dinero, y poco o nada le importa cómo hacerlo. Creo más bien que el problema deriva de otro sitio. ¿Del gobierno municipal? Probablemente.
Es realmente vergonzoso que hayan levantado la mano de esa forma. Es inadmisible que hayan permitido la privatización de un lugar público de una manera tan sumamente descarada.
No me sorprende en absoluto leer que para los días 22, 23 y 24 de agosto, L’umbracle Terraza será la sede de inumerables fiestas que se celebrarán con motivo de las carreras de Fórmula 1, y a las cuales acudirán alrededor de unos 1200 invitados entre empresarios, personalidades, vips, deportistas…
Y no me sorprende, como tampoco me sorprendería en uno o dos veranos encontrarme con un Viveros Sessions o un Parterre Night Club.
Lo peor de todo es que el PP lleva al cargo de la alcaldía de Valencia no sé cuántos años. Y los que nos quedan. ¿Culpables? Si con cosas como esta, se nos cae la baba, vaya usted a saber…

Anuncios

Acerca de pauborreda

Periodista en Valencia
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

¿Te ha gustado? ¡Comenta y comparte!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s