Contratiempo

Nunca fue protagonista. Siempre en un segundo plano. A veces ni eso.

Pero no le importaba. Ya no.

Había asumido e interiorizado la condición de su existencia. Por fin había comprendido su razón de ser. Estaba preparada.

Sumisa, fácilmente adaptable a cualquier entorno, con el tiempo había desarrollado la habilidad de ser, a veces esquiva y huidiza, y otras una presencia infinita, tan grande e imponente que solo nombrarla provocaba pavor.

Cuando por fin, después de años de preparación, estuvo lista para trabajar, no pudo tener más mala suerte. Le había tocado ser la sombra de un vampiro.

Acerca de pauborreda

Periodista y fotógrafo
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

¿Te ha gustado? ¡Comenta y comparte!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s